Opinión

La efectividad es más importante

EN LA PELOTA

Por  Juan Vené

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).- “El dinero no puede comprar la felicidad… Y las tarjetas de crédito no han logrado nada mejor”… Joey Adams.-

-o-o-o-o-o-

Las victorias no expresan la real calidad del lanzador. La efectividad sí.

Por ejemplo, un abridor permite 10 carreras en nueve innings, pero su equipo anota 11 veces.

Juego ganado y efectividad de 10.00. Por eso me llamó la atención la pregunta que me envió Rilder Montero, desde Barquisimeto…: “¿Cuál pitcher ha tenido la menor efectividad en una temporada completa, con más de 200 innings lanzados?”.

Para este récord se toma en cuenta que el candidato haya lanzado no menos de un inning por cada juego fijado a su equipo en el calendario.

La mejor efectividad la tiene Tim Keefe, de los Troy Trojan, Liga Nacional, 1880, y es de 0.86.

El activo con mejor campaña en la especialidad es Zack Greinke, de los Dodgers, 2015, 1.66 y es el número 77 en la lista por orden de los números. El latinoamericano con mejor efectividad en una temporada es Pedro Martínez, 1.90 con los Expos de 1997, y es el 195. Ahora, ¿quién es el líder de todos los tiempos en efectividad con no menos de mil innings lanzados?

Curioso que la mayoría de los seguidores del beisbol sepan que Cy Young ganó 511 juegos y ha sido el de más victorias. Pero, ¿cuántos conocen el nombre del dueño de la mejor efectividad de por vida? Pues, su nombre es Ed Walch, 1.82, quien lanzó con los Medias Blancas entre 1904 y 1916, más 1917 con los Medias Rojas. Trabajó durante dos mil 964 innings y un tercio, de 430 juegos. De paso, ganó 195 juegos y perdió 126.

A Walch lo siguen en efectividad, Eddie Joss, 1.89 y Jim Devlin, 1.89. El primero de Latinoamérica es Mariano Rivera, 2.21, y es el número 11 en ese orden. El primero de los activos Clayton Kershaw, 2.41, ocupa el lugar 28. Pedro Martínez, con 2.93, es 142. A Walch le preguntaron durante una entrevista qué aconsejaba a los jóvenes para lograr efectividad notable. Respondió…:

“Imprescindible, tener un buen catcher”.

A Walch lo recibió con el club de Chicago, Billy Sullivan, quien no obstante batear apenas para 213, 21 jonrones, 378 impulsadas, permaneció en Grandes Ligas durante 16 años.

Ahora, ¿qué es la efectividad, cómo se obtiene?

Es la historia de las carreras limpias permitidas. Y se llevan a la cantidad promedio por cada nueve innings lanzados, cada supuesto juego.

Para obtener la efectividad, multiplica el total de carreras limpias permitidas por nueve y divide el resultado entre el total de innings lanzados. Para un tercio de inning se usa 33, dos tercios 66.

Ejemplo, nueve inning y un tercio es 9.33. Es fácil la cuenta, muchachones.

ATENCIÓN.- Lee el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota” en internet, por “el deporte vuelve a unirnos”. Gracias a la vida, que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.