Opinión

El Ingenio

Como es su costumbre cuando salen a relucir los enjuagues en su gobierno, Chapman culpó a los políticos del PRI y PAN del atraso

Por  El Ingenio

Ya chole. Como es su costumbre cuando ve amenazado su “prestigio” al salir a relucir los “enjuagues” que se realizan en su gobierno, el alcalde de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, volvió con la misma cantaleta. En su visita al ejido 20 de Noviembre, en donde al comisariado ejidal Armando Gastélum solo le faltó ponerle una alfombra, Chapman acusó a los políticos del PRI y PAN de enriquecerse a costillas del erario y que por eso el municipio no ha progresado y desarrollado.

La semana pasada acusó a los medios de comunicación de lo mismo. O sea, con eso se quiere lavar las manos de su incapacidad para resolver los problemas en Ahome. Su discurso y actitud ya están muy choteados, muy trillados, por lo que no tienen ningún impacto para elevar su imagen, que está deteriorada por sus excesos y por los casos que tienen el tufo de corrupción. Así, el Lunes Cívico lo convirtió en la caja de resonancia de sus frustraciones y resentimientos.

Inexplicable. Uno de los casos emblemáticos de las probables irregularidades cometidas por la administración chapmista es el de la adquisición por arrendamiento de las diez ambulancias que le están costando un dineral a los ahomenses y que ya ocasionó que la Auditoría Superior del Estado iniciara una investigación.

Como se antoja muy lucrativo ese contrato para la empresa, en perjuicio del erario de la comuna, Chapman ya salió con que el monto de los recursos es por el pago integral de todo, hasta del personal que opera las ambulancias.

Dicen que el alcalde puede decir misa, pero el caso es que el mundo de dinero empleado para ese proyecto deja mucho que desear. Y como es obvio cuando se les descubre las maromas, tratan de salir al paso con cualquier pretexto, aunque sea insostenible.

Lo que ni el alcalde ni ninguno de sus funcionarios ha explicado es las razones por las que el alcalde tenía las ambulancias en la explanada de Palacio Municipal dos horas después de que se diera el fallo de la empresa ganadora. ¿O no tienen cómo sacarle la vuelta a eso?

En vergüenza. Al comisariado ejidal del 20 de Noviembre, Armando Gastélum, se le vino un color y otro en el acto del Lunes Cívico celebrado en ese núcleo ejidal viejo. Y es que con micrófono en mano, en su propia cara, una ejidataria le echó en cara que haya vendido de manera ilegal un terreno ejidal y que si tuviera dignidad ya se hubiera ido de ahí. Algunos aseguran que es lo que menos tiene Gastélum, exlíder de los cenecistas y exregidor que anda muy de manita de Chapman. Tal para cual.

Inclusión. La reaparición de la exdiputada local María Victoria Vega en los actos del Partido Revolucionario Institucional levantó la ceja de más de uno. La esposa del exalcalde Esteban Valenzuela, al igual que el exalcalde Policarpo Infante Fierro, estuvo en el evento de arranque del curso sabatino de inglés a niños que organiza la dirigencia priista en Ahome. ¿Vicky Vega querrá entrarle para el 2021 o sólo asistió por cortesía política y mandar el mensaje de inclusión y unidad en el tricolor? Sea una cosa u otra, ella causó revuelo con su sola reaparición.

El costo. La exigencia de los choicenses de que el alcalde Omar Gill Santini le dé las gracias a otros funcionarios, como el tesorero Everado Fierro, va a quedar en eso. Lo anterior porque Gill Santini ya no considera remover o quitar a ninguno otro de sus principales colaboradores, así tenga un costo político para él. No se sabe aún cuál será este, pero lo que sí es que los panistas, con Camerina Reyes Soto a la cabeza, están haciendo “leva” con ese tema que consideran “pura faramalla” ya que, por ejemplo, a Arturo Martínez, de origen priista, lo removió como oficial mayor, pero lo mandó a otro cargo. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo