Mundo

Pitbull salva a bebé de un incendio arrastrándola del pañal

todo ocurrió cuando la duela de la pitbull se encontraba dormida, cuando los ladridos desesperado de su mascota y la manera en que llamaba a la puerta la despertaron

Por  Ivette Vazquez

La perrita salvó a su dueña y una bebé de un incendio.(Imagen temática. Foto: Pixabay)

La perrita salvó a su dueña y una bebé de un incendio. | Imagen temática. Foto: Pixabay

Califormia.- Una perra de raza pitbull salvó a una bebé y a su dueña de un incendio en Stockton, California, Estados Unidos.

Los hechos ocurrieron cuando la duela de la pitbull se encontraba dormida, cuando los ladridos desesperado de su mascota y la manera en que llamaba a la puerta la despertaron.

Fue entonces que se dio cuenta que la casa de su vecino se incendiaba y la llamas casi alcanzaban si vivienda. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Al abrir la puerta de su recámara la perrita salió corriendo. Enseguida fue al cuarto de su hija para sacarla, pero al llegar vio que Sasha ya estaba por sacarla del inmueble.

La casa del vecino se estaba incendiando. Imagen ilustrativa. Foto: EFE

Al abrir la puerta la perrita salió corriendo, y la mujer se dirigió rápidamente a la recamara de su hija, sin embargo, cuando se dio cuenta su mascota ya venía arrastrado a la bebé del pañal para salvarla del posible incendio.

La mujer, su hija y la perrita salieron de la casa y se resguardaron en un lugar seguro, en lo que esperaban que llegaran los cuerpos de emergencia. 

Esto cambia la idea generalizada es que los perros de raza Pitbull son agresivos porque sí; otro caso es el de una pequeña duerme con enorme pitbull para calmar sus miedos.

En Alasca una niña duerme con una enorme y pesada pitbull, para calmar sus ataques de ansiedad, luego de que un terremoto azotara el pueblo donde vive, cuando apenas ella tenia dos años.

En noviembre del 2018, un sismo de magnitud 7 en la escala de Richter, afectó la ciudad de Palmer, Alaska, en ese momento Adalynn Leary, tenia tan solo dos años de edad, lo que provoco como secuela, noches de insomnio en la pequeña, hasta que descubrieron que su mascota, una enorme perra pitbull llamada Fury, era su mejor terapia para que la niña lograra dormir.

El descubrimiento, sucedió cuando en una noche, la niña llamó a su mascota, una enorme perra pitbull de 22 kilos, llamada Fury, para que se acostara con ella en la cuna. La pequeña Ady la abrazó y se quedó dormida.

Estos casos y otros muestran que los pitbull, tal vez no sea lo que las personas piensa y les pierdan un poco el miedo.