Mundo

Las duras lecciones de los tiroteos en Culiacán Sinaloa

Este fue un nuevo tipo de fracaso para las autoridades de México. Los tiroteos han sido comunes desde 2006, desde el sexenio de Calderón

Por  El Debate

Las duras lecciones de los tiroteos en Culiacán Sinaloa(AFP)

Las duras lecciones de los tiroteos en Culiacán Sinaloa | AFP

Estados Unidos.- Las batallas con grandes armas en las calles de la ciudad mexicana de Culiacán fue, una vez más, una historia de crimen organizado contra el estado desorganizado.

Comenzó como un intento de los soldados y otros agentes de la ley armados para arrestar a un objetivo preciado: Ovidio Guzmán López, cuyo padre, Joaquín (también conocido como "El Chapo"), una vez dirigió la banda de narcotraficantes de Sinaloa y está cumpliendo cadena perpetua en una prisión estadounidense.

Chapo Junior ahora lidera una de las facciones del cártel, junto con su hermano. Pero poco después de que las fuerzas de seguridad lo atraparon el 17 de octubre, llegaron refuerzos del negocio familiar.

Cuando los camiones ardieron y las balas se quebraron, los espectadores acunaron a sus niños y huyeron. Al menos ocho personas murieron en el tiroteo.

AFP

Superados en número, los soldados dejaron en libertad a Chapo Junior. Este fue un nuevo tipo de fracaso para las autoridades de México. Los tiroteos han sido comunes desde 2006, cuando el entonces presidente, Felipe Calderón, movilizó al ejército para luchar contra las bandas de narcotraficantes.

El estado también ha sufrido su cuota de humillaciones, sobre todo el escape de una prisión mexicana de El Chapo en 2015. Pero nunca el gobierno ha cedido públicamente ante el crimen organizado.

FGR afirma que Culiacán no será Ayotzinapa

El Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, ofreció que las pesquisas relacionadas con la liberación del hijo de El Chapo en Culiacán, Sinaloa, arrojarán resultados y no habrá impunidad.

Además, en conferencia de prensa, Gertz deslindó al Presidente de cualquier responsabilidad en el operativo que derivó en la liberación de Ovidio Guzmán.

Esto no va a ser otro Ayotzinapa (caso por la desaparición de 43 normalistas aún sin esclarecer). Aquí se van a establecer las responsabilidades con toda precisión, con todo apego a la ley y con toda transparencia, sostuvo.

De hecho, el funcionario aseguró que la dependencia a su cargo desarrollará una investigación "ejemplar" y que, por lo tanto, no será cosa de un día para otro.

FGR afirma que Culiacán no será Ayotzinapa | El Debate

"No es un asunto fácil, pero es un tema que nosotros en la Fiscalía asumimos plenamente".

Gertz informó que la FGR ya ha comenzado a recibir las denuncias sobre el operativo que permitió la detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán.

De hecho, reprobó que se quiera involucrar en esa responsabilidad al Presidente López Obrador, a quien el Partido Acción Nacional (PAN) denunció apenas la semana pasada por su presunta responsabilidad.

"La Fiscalía", dijo el funcionario, "trabaja sobre la base de las denuncias que se presenten, estamos recibiendo ya las denuncias y vamos a iniciar un procedimiento muy claro y transparente. Evidentemente, no es una tarea del Presidente de la República una acción como la que se llevó a cabo en Culiacán".

Esta nota incluye información de: The Economist