Mundo

Hordas de ratas gigantes invaden ciudad en Nueva Zelanda

En la comunidad de Titirangi, en Nueva Zelanda, esta sufriendo la invasión de hordas de ratas gigantes.

Por  El Debate

Foto temática: Hordas de ratas gigantes invaden ciudad en Nueva Zelanda(Pixabay)

Foto temática: Hordas de ratas gigantes invaden ciudad en Nueva Zelanda | Pixabay

Nueva Zelanda.- los suburbios de Titirangi, ubicado dentro de la región de Auckland, hasta hace poco tiempo se caracterizaba por la gran cantidad de pollos, gallos y gallinas silvestres que habitaban el lugar. Hoy, sus pobladores sufren por las hordas de ratas gigantes que invaden esta zona de Nueva Zelanda.

Estos roedores tienen la capacidad de tener hasta cinco camadas en un año, y cada una puede llegar a tener alrededor de 15 crías; la capacidad de reproducción se desarrolla a los pocos meses de haber nacido. Según algunos medios locales, el tamaño de estos animales se equipara a la de los gatos.

Algunos de los residentes piensas que la proliferación de la plaga se debe a la gran cantidad de comida que existe para los pollos silvestres: tanto lo que se da en la naturaleza con la llamada “Mega mástil”,  que es la época del año en que los árboles y plantas producen una gran cantidad de semillas; como la costumbre de los vecinos de dejar alimento para engordar a las aves.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Ante esta problemática, el departamento de conservación de Nueva Zelanda se ve impedido para actuar, debido a que los roedores están invadiendo propiedad privada, donde ellos no tienen jurisdicción.

En la temporada de verano, estos animales se reproducen, y en la de invierno buscan refugio en las casas de los suburbios, representando un gran problema de salud. Sobre todo para las personas de la tercera edad, bebes e indigentes que son los más vulnerables a los ataques de los roedores.

El presidente de la junta local. Greg Presland, declaró para los medios locales que espera implementar pronto una estrategia para combatir la plaga y agregó “Todo el mundo odia a las ratas”

Cabe mencionar que las ratas acostumbran defecar donde comen, por lo que contaminan los alimentos, además pueden ser portadoras de enfermedades que afecten a los seres humanos.

La comunidad de Titirangi se encuentra polarizada ante esta problemática, debido a que parte de los habitantes se oponen a la utilización de plaguicidas que puedan llegar a afectar a las aves silvestres. Mientras la otra parte consideran que es la única opción debido a que los roedores se reproducen a una velocidad que superan la capacidad para controlar la plaga.

Se discute la posibilidad de usar el pesticida 1080, el cual afectaría en gran medida a la población de aves.